El efecto Pigmalión

Buenas a todos, cómo van las Fiestas? Se nota ya el efecto de las comilonas infinitas? Estáis de vacaciones o sois de los que como a mi el final de año les viene un poco achuchado de trabajo y no os permitís “el descanso” estos días?

Como os dije en uno de los últimos post que he publicado, en el Seminario VIVIR SIN JEFE de Sergio Fernández y el Instituto Pensamiento Positivo, nos regalaron un pen drive con una recopilación de todos sus programas de radio y podcast, y yo lo llevo puesto en el coche para ir escuchándolo de camino al trabajo, a la vuelta pongo música que ya estoy menos receptiva y simplemente la oigo.

Pues bien, el otro día escuchaba uno de los programas y me llamó la atención el tema que trataban, el efecto Pigmalión, y me dicté una nota al móvil para que no se me olvidara consultar más info sobre ese tema, ya que no sabía en qué consistía.

El efecto Pigmalión está basado en la leyenda del Rey Pigmalión, según la cual Afrodita concedió el deseo del Rey Escultor, de convertir en humana a su obra más perfecta, de la que el Rey se enamoró antes incluso de cobrar vida, que trasladado a nuestra vida se llama así al poder de convertir en real lo que se desea, sólo por el cambio que generan nuestras expectativas depositadas en alguien.

Es algo así como el efecto placebo de un medicamento pero aplicado a las personas, si un “medicamento falso” es capaz de curarte porque crees que es real y acaba cumpliendo las expectativas que tenías al tomarlo, porqué no va a cambiar la actitud por ejemplo de una persona si crees verdaderamente en ello y si creamos esa expectativa de cambio en él? Lo va a conseguir una pastilla de azúcar y tú con todas tus capacidades no?

Hay varios ensayos y estudios sobre el tema, en educación, empresa, familia o deportes. Os dejo un link para que leáis más sobre el tema y si os parece comentamos en redes vuestra opinión.

Un ejemplo de los que ponen en la web que os he dado, y que más me ha hecho pensar es este:

“mi hijo fulanito es muy bueno, serio, responsable,etc.; en cambio mi otro hijo menganito es un vago,travieso,…”.  Inconscientemente estaremos creando unas expectativas para cada hijo que sin duda alguna se reproducirán en el futuro y por desgracia confirmarán nuestras predicciones.

No os parece hasta un poco cruel que lo que decimos repetidamente, se acabe cumpliendo y tengamos tanto poder? Creo que vamos a tener que pensar más lo que decimos y cómo lo decimos, no sea que venga Afrodita y cumpla nuestros deseos, que como dicen en ese anuncio de un sorteo especial de estas fechas, Cuidado que toca

Ah y no me olvido de desearos un

FELIZ AÑO 2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s