¿Por qué o para qué?

Buenas! Ya estoy aquí con otra de mis últimas rayadas reflexiones. Esta vez es por algo que oí hace unas semanas, y no sólo una vez, sino que hubo varias ocasiones con personas diferentes y entornos distintos y la misma conclusión:

No te preguntes por qué haces las cosas, sino para qué

El motivo básicamente es que el porqué invita a pensar en el pasado, en la causa que motiva la pregunta, y el para qué te lleva al futuro, al objetivo que provoca que te hagas la pregunta.

El por qué pasa la pregunta a la causa, ¿por qué trabajo en esto? Porque estudié tal carrera, por ejemplo. El para qué traslada la pregunta al fin al que te lleva la respuesta, ¿para qué trabajo en esto? Para dar tal servicio a los que lo requieren

Sin embargo, la gran mayoría de las veces preguntamos y nos preguntamos por qué, cuando realmente lo que buscamos encontrar en la respuesta es un objetivo, una meta, un fin.

Y si por no plantear bien la pregunta no estamos obteniendo la respuesta que buscamos, y si probamos a replanteárnosla.

¿Qué os parece? ¿Probamos?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s