El enano de la casa ya no es tan pequeño

El año pasado le dediqué una entrada al cumpleaños de mi niñita mayor, hoy se la dedico al pequeño de la casa.

EN SU BAUTIZO

Igual que hice entonces, hoy os traigo su “vida en imágenes”, no son muchas pero en ellas se refleja su carácter alegre aunque a veces sea un enfadica.

1 AÑO

2 AÑOS

3 AÑOS

No lo he hecho queriendo, pero por su vestuario notaréis el cambio de Murcia a Madrid…

4 AÑOS

5 AÑOS

Felicidades Valito

(como él solía decir)

Anuncios

Cupcakes fiesteros

Ayer fue un día festivo y hoy nos vamos de cumple, así que no había ocasión mejor para probar a hacer esta sencilla y colorida receta a la que ya había echado el ojo en el blog de Objetivo:cupcake perfecto, cuyo libro os recomiendo.

Los cupcakes ya eran apetecibles sólo horneados, esta vez y ya era hora, ni se me desmoronaron los moldes ni me quedaron con muuuchas ganas de cubrirlos con el frosting para tapar las imperfecciones.

20121013-114522.jpg

Pero una vez cubiertos con la crema y los confetis… Monísimos

20121013-114631.jpg

Ah, y tienen sorpresa en su interior…

Crónica de una noche muy esperada

Llevábamos meses preparándola y por unas cosas o por otras se había retrasado hasta el pasado viernes. Nos metimos en unas fechas complicadas para cuadrar la disponibilidad de todas las que queríamos no perdernos el evento del verano. Pero al final fijamos una fecha, un plan y hecho teníamos por fin DESPEDIDA DE SOLTERA

La novia ha sido mi amiga desde … ya ni me acuerdo cuando, siempre fuimos las Beas (ella la rubia, yo la morena) y me hacía mucha ilusión poder participar activamente de esta fiesta previa al gran momento que vivirá en poco más de un mes.

La fiesta se hizo en mi casa (desalojé marido e hijos) y desde las siete de la tarde ya se intuía lo bien que nos lo íbamos a pasar después. Empezaron a llegar las chicas Belén, Marta, Michi… y la mesa fue cogiendo forma con los platos que habíamos preparado con tanta ilusión para que fuera una cena de picoteo pero gourmet.

El wasap fue el invitado estrella (con permiso de la novia), ¡¡qué estrés cuando Elena nos dijo que la novia se retrasaba!!, cambio de planes y el resto de asistentes a mi casa para esperarla allí cuano Elena la trajera engañada…

Llegaron Kaori, Diana y Ana y decoramos toda la zona del cenador con artículos de fiesta especialmente hechos para la ocasión siguiendo la temática elegida (los picapiedra) y como no aguantábamos más la tensión de la espera decidimos sentarnos frente a una copita de Albariño en otra zona del jardín, ya que ver la mesa engalanada y con tantos manjares se estaba convirtiendo en un suplicio ya que las tripas de algunas empezaban a rugir y la inquilina que lleva Kaori amenazaba con querer hacer acto de presencia y nos veíamos disfrazadas rumbo al paritorio aunque Gabrielita debe estar a gustito ahí dentro y su mami aguantó como una campeona en ayunas aunque ya casi eran las 10 de la noche!!

Había Crema de queso roquefort con crudités, mini tortillas de patata, croquetitas de jamón, tomate con pesto y mozarella, empanadas de hojaldre, ensalada de jamón de pato y queso de cabra, machos con frijoles y pollo, langostinos crujientes con soja, provolone al horno con verduras asadas, bocaditos de morcilla y frambuesa y delicias de camembert con mermelada de tomate

Por fin un bip bip en todos los móviles nos avisaba de que la novia estaba en camino y se acrecentaron los nervios, ultimamos nuestros disfraces, preparamos el suyo y nos colocamos para recibirla.

Como no podía ser de otra manera llegó dando gritos y dispuesta a darlo todo (esta tía tiene Gancho)

Un brindis rápido y a tunearla, quedamos monísimas.

Comenzamos a cenar y mira que no parábamos de comer pero las viandas no se acababan nunca, bueno menos los nachos de Michi que fueron un éxito.

Pasamos al postre que consistía en Cupcakes de Lima y Galletas y de Cerezas al licor y como no, los regalos!! Un album para el que cada una elegimos una foto con Bea y se la dedicamos (reconozco que alguna lagrimita cayó al escribir) y como también somos tradicionales un conjunto de lencería precioso.

Llegaron los cócteles Cosmopolitan, Piña Colada, Mojito…

Vamos que comimos, bebimos y sobre todo nos lo pasamos genial. La espera mereció la pena.

Gracias Bea, porque verte pasarlo genial y disfrutando tanto con cada momento de la fiesta hizo que fuera una noche memorable